Tarragona #seriesenvena

Y de pronto, todo salta por los aires

‘The Morning Show’. El desembarco en nuestro país de la nueva plataforma Apple TV+ nos ha traído esta entretenidísima serie

Yolanda Fernández

Whatsapp
Reese Witherspoon, Steve Carrell y Jennifer Aniston protagonizan ‘The Morning Show’. Foto: Apple TV+

Reese Witherspoon, Steve Carrell y Jennifer Aniston protagonizan ‘The Morning Show’. Foto: Apple TV+

Todo parece ir sobre ruedas en el programa de televisión matutino de la UBA, The Morning Show, el de mayor audiencia del país. Es una máquina bien engrasada que lleva quince años siendo líder en su franja horaria, con dos presentadores que forman la pareja perfecta, Mitch Kessler (Steve Carrell) y Alex Levy (Jennifer Aniston).

Pero de repente, todo explota. Kessler es despedido de manera fulminante, tras ser acusado de comportamiento inapropiado en el entorno laboral. Parece ser que a lo largo de casi toda su carrera profesional ha acosado a gran parte de sus compañeras de trabajo.

Jennifer Aniston y Steve Carrell. Foto: Apple TV+

Este hecho ocasiona un auténtico terremoto entre todos los que trabajan en el programa, aunque si hay alguien que está en total estado de shock, esa es Alex, copresentadora y amiga íntima del acusado. No entiende qué es lo que está pasando y cómo su vida de la noche a la mañana ha dado un giro de ciento ochenta grados. Este es el arranque de The Morning Show, una serie que llega a nuestro país de la mano de la recién estrenada plataforma Apple TV+ y que consta en su primera temporada de diez capítulos de aproximadamente cincuenta minutos de duración. Está producida por la propia Jennifer Aniston y Reese Witherspoon, que también es protagonista de la serie. Witherspoon interpreta a Bradley Jackson, una periodista que trabaja en una pequeña cadena de televisión local, pero que tras hacerse viral un vídeo en el que aparece enfrentándose a un hombre en una manifestación, llama la atención de un alto ejecutivo de la cadena UBA y la ve como la perfecta sustituta de Mitch Kessler. Alex Levy en un principio no ve con buenos ojos esta decisión y le va a costar asumir que su rol en el programa ha cambiado.

Pero una vez aceptado se da cuenta de que es el momento de tomar las riendas de su carrera y hacer ver que, una vez despedido Kessler, sin ella, el programa se va a pique. Y como dice el dicho, «si no puedes con ellos, únete». Y esto es lo que hace Alex con Bradley. La acoge bajo su ala y le hace ver que tiene una oportunidad de oro ante ella, que no debe dejar pasar de ninguna manera. Pero Bradley a veces, más de las que quisiera, tiene una incontinencia verbal que le va a ocasionar más de un problema. Para muestra, los primeros veinte minutos del cuarto capítulo. Bradley Jackson no necesita enemigos, ella solita se mete en todos los jardines posibles...

Reese Witherspoon y Jennifer Aniston. Foto: Apple TV+

Mientras, Mitch Kessler, el presentador caído en desgracia, trata de defenderse de las acusaciones versadas sobre él. De ser la estrella indiscutible del programa ha pasado a ser un paria para todo el que lo conoce.

The Morning Show afronta la temática en torno al movimiento #metoo con tacto y sin complejos mostrando las dos caras del problema. Por un lado tenemos la visión de las víctimas del acoso con las que es muy difícil no empatizar, pero al mismo tiempo nos enseñan a un Mitch Kessler que no ve que su comportamiento sea para nada reprobable. Si lo lleva haciendo toda al vida y nadie se había quejado hasta el momento, ¿dónde está el problema?

La llegada de Bradley Jackson nos ayuda a ver todo desde un punto de vista nuevo y neutro. Es la recién llegada, no conoce a Kessler y no está contaminada con un ambiente de trabajo viciado en unas costumbres, que por cotidianas y frecuentes, se han tomado con total normalidad. ¿Cuánto sabía el equipo del programa de lo que estaba pasando? La propia Alex Levy ¿era conocedora de la situación y no hacía nada?

De menos a más
Apple TV+ optó por estrenar los tres primeros capítulos a la vez. El resto son emitidos semanalmente todos los viernes, lo que ha resultado ser una decisión de lo más acertada.

‘The Morning Show’ o cómo un caso #metoo siembra el caos en un programa de televisión

Los creadores de la serie se han tomado su tiempo para ir presentándonos a los diversos personajes, de manera que no es hasta el tercer capítulo cuando vemos al personaje de Witherspoon llegar por fin a ocupar su sitio al lado de Alex Levy en el programa de televisión. Si hubieran emitido como piloto solo el primer capítulo es más que probable que a más de una se nos hubiera hecho un poco cuesta arriba continuar viendo la serie. La lentitud y cambios de dirección en la trama de algunas situaciones no ayudan a que en sus primeros capítulos dé la sensación de solidez que, una vez vistos los siguientes, se comprueba que ya va adquiriendo.
Cuando realmente la serie gana, y mucho, es en el momento en el que Jennifer Aniston y Reese Witherspoon comparten plano. El buen hacer de ambas, la experiencia y la buena química entre ellas hacen de The Morning Show algo mucho mejor.

Si a eso le añadimos la interpretación de Steve Carrell, casi tenemos la combinación perfecta. A mí, ver a Carrell en papeles dramáticos siempre me sorprende porque me cuesta imaginármelo, pero hay que decir que lo borda.

Steve Carrell como actor dramático no tiene desperdicio. Foto: Apple TV+

Otra cosa que ayuda a la serie es el gran presupuesto que tiene por capítulo. Apple quiere su parte del pastel del streaming y no escatima en gastos.

The Morning Show tiene una factura técnica más que aceptable y una muy buena dirección por parte de Mimi Leder. Si a eso le unimos a tres actores ya veteranos que saben muy bien lo que están haciendo, obtenemos una serie que si bien no es la gran serie del año, nos va a entretener y va a hacer que esperemos los viernes con ganas de ver el siguiente capítulo.

Temas

Comentarios

Lea También